Declaración conjunta que será presentada al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en su 29 período de sesiones. Esta será una sesión decisiva, pues algunos Estados intentarán adoptar una declaración de mínimos, que no define el Derecho Humano a la Paz ni sus elementos, acabando así el proceso de codificación.